Un homenaje a Photoshop

By -

Como diseñadores profesionales (o frustrados), todos conocemos Photoshop; el editor de imágenes más famoso del mundo.

Seguramente muchos de nosotros la primera vez que abrimos el programa, sentimos que estábamos en un mundo complejo y desconocido; en la pantalla se desplegaban un gran número de opciones, botones y secciones; mientras tanto, nos desesperábamos deseando entender todo inmediatamente para crear diseños fantásticos, como los que muchas veces habíamos visto en internet, revistas y anuncios publicitarios en general. Otros simplemente lo instalaron motivados con la ilusión de hacer de sus fotos obras maestras, desaparecer la verruga que el dermatólogo aún no había quitado; colocarse al lado de un personaje famoso; o hacer un gif animado de un perro lamiendo una bola, para contrarrestar la absurda cantidad de gatitos en internet.

Muchos nos estrellamos con una realidad diferente a nuestras fantasías, engañados por la ilusión de un programa mágico y fácil de usar; gracias a comentarios como:

“Con photoshop eso es rápido”

“Aaah es que lo hiciste con photoshop, así es más fácil”

“Con photoshop cualquiera lo hace”

La verdad es que, sí es más fácil, pero antes debes estudiar bastante, dedicar tiempo para practicar; y sobre todo, desarrollar tu creatividad. Cualquiera lo puede usar, así como cualquiera puede usar un martillo; al final lo importante es qué haces con el martillo, clavar un clavo, o construir una mansión.

Recuerdo que mi primera imagen en Phoshop se trató de unas cabezas mal recortadas, pegadas encima de las ventanas de varios helicópteros, trataba de hacer un fotomontaje de unos amigos paseando… Apliqué todas las técnicas avanzadas que había aprendido con Paint y terminé probando cada uno de los filtros predeterminados que trae el programa. Pensaba que ya era alguien diferente, sabia usar photoshop, veía delante de mí una obra maestra, aunque en realidad era un mamarracho.

Con el tiempo y la buena práctica, descubrí que Photoshop es más que simples filtros y retoques exagerados, donde cada foto parece tomada después de aplicarse dos tarros de base para el maquillaje; descubrí que existen las capas, las fusiones de capa, los canales, las curvas, los niveles, el histograma, las máscaras, los ajustes de tono y saturación, las paletas de colores, las opciones de pincel, en fin;  este programa tiene tantas opciones que será difícil que las perfecciones todas, pero cuando lo hagas, puedes tener la seguridad de que se convertirá en una herramienta indispensable para tu desarrollo profesional.

Photoshop es un espacio en blanco donde plasmas tu creatividad, donde tus fantasías cobran vida, y en algunos casos se convierte en el espejo donde se reflejan las figuras, colores, diseños, personajes, modelos y/o conceptos que tienes en la mente; como lo veremos en los siguientes trabajos.

 

Tiago Hoisel

David Fuhrer

Bobby Chiu

Rado Javor

Jericó Santander

Alex Ruiz

Goro Fujita 

Michael Kutsche

Alvin Lee

Dan LuVisi

Fábio Araujo

YongSub Noh

Michael Oswald

Erik Johansson

Fabian Schlaga

Stanley Artgerm Lau

 Tokyo Genso

Anthony Harmon

 

Ars Thanea

 

Luke Lucas

 

Christopher Haines

 

Mark Brooks

 

Sam Nielson

 

 

Jordi

Sakke Soini

 

Videos

 

 

 

 

 

 

 

@himisterpadilla | Aprendiendo, pensando, creando, educando | Fundador de @ETvisual | F4.8