Reseña de Doctor Strange: Hechicero Supremo

By -
Advertencia: Esta reseña contiene detalles importantes de la película. Spoilers leves. 

El mundo de Doctor Strange es “The Matrix”, esta era la frase que quedaba en mi mente después de salir de cine.

Fácilmente una de las películas más entretenidas de los últimos lanzamientos de Disney. Desde Guardianes de la galaxia no me divertía tanto viendo a un héroe de Marvel en pantalla grande.

Los efectos especiales de esta película son increíbles y la historia, aunque no es nada profunda, te mantiene atento todo el tiempo en espera de lo que pueda ocurrir.

Al principio nos presentan a un hombre, un médico con habilidades sorprendentes y una gran memoria fotográfica, se ve amable y divertido mientras que realiza una operación con la naturalidad y precisión de un genio en su materia; percepción que cambia al momento de verlo tratar a sus compañeros de trabajo. No todo lo que brilla es oro, ni todo buen profesional está capacitado para ser un buen ser humano.

Dr. Stephen Strang, un ser humano antipático, egocéntrico e insensible, así era él hasta que la vida le cambia en un trágico accidente que lo deja incapacitado para ejercer la labor de salvar vidas en un quirófano para vanagloriarse; un hombre que no aceptaba casos que considerara imposibles para no perder su reputación, un hombre que irónicamente ahora era uno de esos casos.

A partir de este momento Stephen intenta recuperarse sin ningún resultado positivo, a través de terapias y cirugías en las cuales gasta su fortuna; su última esperanza, viajar en busca de El Ancestral, alguien que puede tener la solución a todos sus problemas.

Es a partir de este momento que empieza un viaje al mundo místico de Dr. Strange, un mundo lleno de magia, pero que, en palabras del mismo hechicero Supremo, que en este caso es una mujer, también conocida como la ancestral, esta magia o fuerza puede ser llamada como el código fuente que le da forma al universo en el que vivimos y todos los multiversos que existen; bienvenido a la Matrix Neo.

doctor-strange-benedict-cumberbatch-tilda-swinton-astral-projection

Strange es el elegido para convertirse en el futuro hechicero supremo, “he is the one”, su capacidad para retener la información, su persistencia y el deseo de sobreponerse a sus dificultades, lo hacen un candidato excepcional. Es durante este proceso de aprendizaje que él entiende que ha actuado mal, que su labor de salvar vidas no se trata solo de él y que esto lo puede hacer también fuera de un quirófano.

Al final, su peor enemigo, el villano de la película, siempre fue él mismo, porque muchas veces a nuestro enemigo lo tenemos todos los días frente al espejo, pero no nos damos cuenta, estamos acostumbrados a él; somos subjetivos a la hora de analizarnos y creemos que aquel que le corta la cabeza al guardián de la biblioteca del santuario y quiere destruir al mundo a través de una fuerza oscura ancestral llamada Dormammu, es peor que nosotros; entonces es cuando descubrimos que la única forma de salir victoriosos de una situación, es creando un loop infinito de tiempo donde la victoria está ligada al sacrificio y la capacidad que tienes de trolear a un ser inmortal.

Si quieres pasar un rato entretenido viendo efectos especiales y tomas realmente interesantes, o tienes la esperanza de ver una nueva película de Matrix y lo que no pudieron hacer los arquitectos de Inception, Dr. Strange no te defraudaría. Si crees que vas a encontrar respuestas a problemas universales o algún tipo de revelación ancestral, será mejor que tengas la capacidad de retroceder el tiempo, de lo contrario sentirás que lo has perdido y no habrá Ojo de Agamotto que te lo pueda devolver.

doctor_strange_image_dimensions-0

Reseña de Doctor Strange: Hechicero Supremo
  • Historia6.5
  • FX9.5
  • Música6
  • Actuaciones 8
  • Entretenimiento9
Calificación 7.8

etvisual califica esta película con un

@himisterpadilla | Aprendiendo, pensando, creando, educando | Fundador de @ETvisual | F4.8